lunes, 19 de julio de 2010

jueves, 15 de julio de 2010

Nuestro final

Pude ver todo. Tu partida, tu adiós, tu ultima caricia. Abrí los ojos para descubrir que ya no estabas, te habías marchado. Todo termino.

sábado, 10 de julio de 2010

Final final.

Ella podía comerse al mundo, el apenas podía abrir la boca para darle una mordida. Ella podía viajar toda la vida, el no podría salir ni de su casa. Ella podía cambiar su vida, el estaba encadenado a lo que ya conocía. El entregaba todo lo que estaba en sus manos, ella lo valoraba pero necesitaba mas,mucho mas. Ella sabia que era algo pasajero, el anhelaba pasar la vida junto a ella. El creía que ella era la indicada. Ella solo podía pensar en el futuro lleno de retos que la vida le presentaría. Quería darle un mundo nuevo, ella quería crear el suyo, sin ayuda de nadie. Tanta ansiedad parecía consumirlo. Sin lugar a donde ir, sin fotos que mirar, sin canciones que escuchar, sin recuerdos que añorar, sin emociones, sin ilusiones, sin esperanza. Un camino sin sentido. Un vaso vació. Un corazón en el aire. Mil palabras ahogadas. Imagenes borrosas. Destinos inciertos. ¿Como resolver la situación? Entender que no dependía de el. Flotar en la inmensidad del dialogo, entre argumentos validos e ideas producto de su perspectiva. Nada parecía tener sentido, no distinguía entre el frió y el calor, entre la luz y la obscuridad, entre la izquierda y la derecha, entre lo negativo y lo positivo. Su color era definitivamente el gris. Como un hoja que el viento mueve sin saber en donde terminara. Atorada en una alcantarilla o sobre un campo verde y lleno de vida. Aun conservaba los dulces besos pero no sabia cuanto tiempo mas resistirían en la fría memoria.